Compartir en:
Como desarrolladores somos plenamente conscientes de que es demasiado fácil olvidar algo antes de concluir todo, principalmente a la hora de desarrollar un nuevo sitio web es fácil que surja un error tanto inesperado como aquellos errores por descuido los cuales se deben corregir lo antes posible. Para ayudar a evitar, o al menos a reducir que se produzcan algunos errores de este tipo, hemos elaborado esta lista de verificación que puede ser utilizada para ejecutar una comprobación de validez final antes de subir un cambio a un entorno de producción.

Revisión en diferentes navegadores web

Hoy en día existen muchos y diferentes navegadores web que se utilizan para ver páginas web. Cada navegador web interpreta el HTML en su mayoría de la misma manera, pero hay pequeñas diferencias entre uno y otro. El estándar HTML ha evolucionado en paralelo a los navegadores web, por lo que es una tarea difícil para las empresas promotoras de algún navegador web mantener el ritmo, esto ha generado que algunos navegadores web no soporten todas las funciones actuales o más recientes. Es importante para un desarrollador web realizar un seguimiento de los navegadores más utilizados y saber qué versiones son utilizados por sus usuarios finales para poder brindar la mejor experiencia en su sitio web. Los navegadores más comunes hoy en día son Chrome, Firefox, Safari, Opera e Internet Explorer en sus versiones 9 a 11, unos pocos han empezado a usar Edge. Es una apuesta segura que un sitio web soporte al menos los tres primeros de estos navegadores para garantizar la solidez de la página web.

Diferentes tipos de usuario

Un sitio web se puede utilizar de diferentes maneras por grupos separados de personas ya que cada tipo de usuario tendrá acceso a diferentes áreas por lo que es importante comprobar las características conectándose como cada tipo de usuario.

Validación de formularios

Este es el proceso de comprobar que un formulario se ha completado con el conjunto mínimo de campos necesarios, así como la comprobación de que todos los campos completados tienen datos válidos. Ejemplos de datos no válidos incluyen un formato incorrecto fechas, letras o símbolos en los campos de sólo números, demasiado texto introducido en un campo. Los campos obligatorios deben estar claramente marcados, por lo general con un asterisco rojo. Si un campo no es válido, entonces debe ser resaltado en un color adecuado o presentar una alerta o mensaje para que el usuario pueda localizarlo fácilmente y corregirlo.

La navegación

Cada página debe tener enlaces o botones adecuados para que el usuario no se sienta perdido. Ellos deben ser capaces de saber cómo llegar a la siguiente página, volver a la última página que ver y volver a la página principal de la web. La navegación de la página se puede hacer mediante la adición de Inicio, botones anterior y siguiente, o implementando una ruta de navegación (Menú). Una ruta de navegación es una secuencia de enlaces a páginas que conducen desde la página principal a la página que está viendo actualmente.