Compartir en:

¿Qué es un Disco Duro?

Un disco duro o unidad de disco rígido llamado en inglés HDD o Hard Disk Drive, es un dispositivo que le sirve a una computadora o maquina electrónica para el almacenamiento de datos, el disco duro emplea un sistema de grabación magnética para almacenar datos digitales. En el año de 1956 la compañía IBM inventa el primer disco duro de la historia y a lo largo de los años, los discos duros han ido evolucionando, disminuyendo su precio al mismo tiempo que han multiplicado su capacidad, siendo la principal opción de almacenamiento para PC desde su aparición en los años 1960.

Los discos duros han mantenido su posición dominante gracias a los constantes incrementos en la densidad de grabación, que se ha mantenido a la par de las necesidades de almacenamiento secundario.

¿Cómo se compone un Disco Duro?

Los discos duros se componen de uno o más platos o discos rígidos, unidos por un mismo eje que gira a gran velocidad dentro de una caja metálica sellada, encima de cada plato, y en cada una de sus caras, se sitúa un cabezal de lectura/escritura que flota sobre una delgada lámina de aire generada por la rotación de los discos.

Los discos duros varían en capacidad, desde unos pocos Megabytes a varios terabytes. Mientras mayor cantidad de bytes de almacenamiento posea el disco duro, la estructuración para guardar los datos será mayor, además no se debe olvidar la velocidad de transferencia la  cual define la cantidad de información que es  capaz de transferir por segundo el disco duro y por lo tanto cuanto tardaremos en mover la información de una posición a otra.

¿Qué tipos de discos duros existen?

Existen varios tipos de discos duros, pero podemos empezar hablando de los existentes según su tecnología interna.

Los discos duros Magnéticos: estos discos duros tienen en su interior varios discos rígidos en los cuales se almacenan la información usando campos magnéticos, Los discos rígidos discos giran a gran velocidad y mientras lo hacen un cabezal se encarga de leer y escribir la información, el funcionamiento de este tipo de discos duros es muy parecido a los tocadiscos, de ahí proviene el concepto de disco duro.

Los discos duros de Estado Sólido: Los discos duros de estado sólido son también conocidos como SSD, este tipo de discos duros no usan discos giratorios sino matrices de transistores, cada uno de los transistores se encarga de guardar una unidad de información, en este tipo de discos duros no existen partes móviles, con lo cual el acceso a la información es más rápido, son más resistentes a golpes, consumen menos, no hacen ruido, el único inconveniente con este tipo de disco duro es que su precio  es mucho más elevado que los discos duros convenciones.

Los discos duros se pueden clasificar según su localización:

Discos Duros Internos: Los discos duros internos como su propio nombre indica se encuentran en el interior de la caja de la computadora.

Discos Duros Externos: Los discos duros externos se conectan a la computadora a través de una conexión USB o SATA externa, este tipo de discos duros son más lentos y generalmente se usan para almacenar información que queremos transportar de un lugar a otro y poderla usar en cualquier momento o lugar.

¿Qué disco duro me conviene?

En muchas ocasiones nos preguntamos ¿Qué disco duro nos conviene? No existe una respuesta concreta a esta pregunta ya que todo depende del uso que se le vaya a dar y del presupuesto del que  se disponga.

Para un usuario normal lo importante es la capacidad y no tanto el tipo de disco duro, sin embargo para un usuario profesional una de las mejores opciones es comprar un disco duro SSD.

¿Qué capacidad de disco duro necesito?

Elegir la capacidad que tendrá el disco duro que compremos es algo parecido a lo que ocurre con la memoria RAM, ya que cuanto más se tenga es mejor, como decían las abuelitas es mejor prevenir que lamentar y si se puede comprar un disco duro de gran capacidad ¿por qué no hacerlo? Al final se llenará con los archivos que guardemos en él.